Proyecto humanitario

Parque de Creación: niños y cepas crean corazón

“ Un lugar para vivir una experiencia infinita para el corazón y los sentidos, experimentando el inmenso gozo de percibir la fusión del color, las formas y la luz de arte y naturaleza, mientras nos encontramos con la calma interior. Un espacio abierto donde la actividad y la quietud se dan la mano”

De la mano de la artista Nela Escalera, escritora, pintora, escultora enfocada en las dimensiones más espirituales del arte, se abre un nuevo espacio en las tierras de la Rioja con repercusiones medioambientales, culturales, artísticas, sanadoras y humanitarias.
Nela quiere dar la mano a los niños sin hogar, acercándoles a un lugar que puede ser hogar y escuela, taller y ambiente sanador.

En varias fincas de grandes dimensiones el proyecto contempla la creación de una exposición artística, de interior y al aire libre, distintas rutas de senderismo con vistas y dirigidas hacia el Monasterio de San Millán de la Cogolla, en cuyo recorrido también podrán apreciar las esculturas creadas con cepas; un centro de interpretación medioambiental en el que recuperar las tradiciones de la agricultura de la zona, mientras se promueven las nuevas actividades ecológicas para continuar respetando y honrando a la tierra, eje a través del cual giran todas las actividades y proyectos propuestos en este espacio. Podemos ejercitarnos mientras caminamos por las rutas de senderismo propuestas, o mientras trabajamos la tierra en distintas actividades (agricultura, cerámica,…), y también podemos adentrarnos en nuestra quietud interior en los espacios destinados para la meditación, relajación y contemplación, lugares en plena naturaleza, con maravillosas vistas, o espacios interiores, excavados en las entrañas de la tierra, que nos recuerdan a las viviendas de los hobbits.

La chispa creativa de de Nela es expansiva, y va dando forma a este proyecto tan ambicioso en el que, sin embargo, todo encaja. Los niños irán llegando, disfrutarán aprendiendo y contribuirán con sus propios trabajos artísticos, si es su deseo, al mantenimiento del lugar. Los visitantes irán llegando y contribuirán así al mantenimiento del hogar para niños y a la expansión del parque.

Para el comienzo del proyecto, la artista Nela Escalera ha generado un mercadillo, donde las obras de arte, con beneficio humanitario, son vendidas mediante donativo voluntario.